Provocació neonazi a Ebensee (Àustria)

A continuació publiquem el comunicat que ens ha fet arribar l’Amical de Mauthausen de França amb motiu de les agressions rebudes per grups d’extrema dreta quan participaven en els actes d’homenatge, del 9 de maig, a Ebensee.

El sábado 9 de mayo, en el campo nazi de Ebensee, anexo de Mauthausen (Austria), una delegación de la Amical de Mauthausen estaba presente, como cada año desde 1948, entre las asociaciones memorialistas venidas de varios países de Europa, para conmemorar el sesenta y cuatro aniversario de la liberación: por Francia, arropando a ocho supervivientes, unas cincuenta personas, acompañadas este año por estudiantes, el alcalde y varios miembros del Ayuntamiento de Triel-sur-Seine. Unos neonazis nos esperaban.

En el fondo de uno de los inmensos túneles cavados por los deportados tuvo lugar la agresión. Al otro lado de un muro de ladrillos, con una ventana cerrada por una reja que impide el acceso a la zona inacabada del túnel, unas siluetas vestidas de negro, llevando pasamontañas y un arma parecida a una metralleta, pasaban en rápidos intervalos, viniendo de una galería transversal, al paso marcial y haciendo el saludo hitleriano.

Esa puesta en escena iba acompañada de tiros, en dirección a la ventana, de bolas de plástico de las cuales una, me tocó en la sien, y más tarde otro compañero de nuestro grupo recibió un impacto en la cara. Estupor e indignación, mientras que la provocación atrae hacia la ventana otras personas de la delegación italiana. Alejándonos, oímos insultos hacia los hombres encapuchados.

En el lugar de la conmemoración –donde se encuentra una fosa común, a unas pocos  metros– alertamos a los organizadores de lo que acabábamos de ser testigos y víctimas. Inmediatamente avisaron a la policía, mientras nuestro grupo continuaba participando en las diferentes ceremonias previstas.

La emboscada simbólica, tendida a las asociaciones memorialistas, provoca en Austria una emoción bastante considerable: comunicado del Ministro del Interior y amplio eco en los medios. Y es que no es un hecho aislado: todo parece indicar que la constante presión de grupos de extrema derecha, algunos explícitamente neonazis, se inscribe en una sociedad que tardó y aún hoy le cuesta romper antiguos rechazos y ambigüedades políticas. Pero si hay, en efecto, especialidades austriacas, el mapa político de Europa recela otros núcleos inquietantes.

La policía ha anunciado el arresto de varios individuos: gente muy joven. Vale. Pero la operación fue cuidadosamente preparada, el lugar y la hora de la cita, premeditadamente escogidos, la escenografía meditada. La hipótesis de una operación chapucera en su improvisación por cerebros inconsecuentes no tiene credibilidad. Una denuncia ha sido cursada por la agresión física sin consecuencias, y sobre todo, por su alcance simbólico y colectivo.

Los recientes incidentes no nos harán olvidar los esfuerzos hechos, no solo en las altas esferas del Estado austriaco, sino especialmente en el tejido local: municipios, centros universitarios y, sobre todo, las asociaciones comprometidas con un trabajo valeroso y riguroso, para exhumar las trazas, en la tierra y en los espíritus, y para acogernos en los lugares de la red Mauthausen, con deferencia y calor. Es precisamente el caso de Ebensee, que un diario austriaco, en ocasión de los acontecimientos de este 9 de mayo, estigmatiza con el término de naziland… Esta postura es también demagógica; ya que insulta, injustamente, a nuestros amigos del Zeitgeschichte Museum Ebensee.

Por cierto, muy pocos austriacos, incluso en los círculos instruidos, saben que los nazis implantaron, en noviembre de 1943, un campo en Ebensee, donde fueron amontonados hasta 18.000 detenidos. Solamente en el mes de abril de 1945, 4.800 de ellos murieron, y la liberación llegó el 6 de mayo por la tarde. ¡Un ministro austriaco ha expresado el temor de que los recientes incidentes perjudiquen al turismo! Invitamos a los austriacos a visitar su propio país: al lado de sus compatriotas que se empeñan en combatir el olvido, la indiferencia, quizás la nostalgia, les serviremos con gusto de guías.

Daniel SIMON.

Presidente de la Amical de Mauthausen (Francia)

14 de mayo de 2009

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Política

Una respuesta a “Provocació neonazi a Ebensee (Àustria)

  1. Enrique Urraca de Diego

    Quiero expresar aquí, mi total e incondicional solidaridad con nuestros compañeros franceses por ese acto tan vil.
    Este acto demuestra que nuestra acción debe continuar para erradicar esa lacra de nuestra sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s